Dr. Javier Salvador Bofill: “Ahora las pacientes de cáncer de mama ya no tienen miedo a ir al hospital”

En el marco de la celebración del Scientific Outreach de Andalucía, el Dr. Bofill ha reflexionado sobre el papel de los grupos cooperativos en el avance de la investigación clínica, así como de la situación que afrontan las pacientes ante la segunda ola de la pandemia COVID-19. 

Sevilla, 11 de noviembre de 2020– SOLTI, grupo de investigación clínica traslacional y académica en cáncer, celebró ayer el Scientific Outreach de Andalucía 2020, evento cuyo objetivo principal es reflexionar sobre los nuevos escenarios y tratamientos del cáncer de mama. La jornada, que se realizó en formato virtual, estuvo coordinada por el Dr. Javier Salvador Bofill, jefe de Oncología del Hospital Universitario Virgen del Rocío y miembro de SOLTI y la Dra. Ana Casas, miembro honorifico de la Junta Directiva de SOLTI y presidenta de la Fundación Actitud contra el Cáncer de Sevilla.

El Dr. Bofill, durante sus diferentes intervenciones, reflexionó sobre varios temas vinculados a la actualidad del cáncer de mama, poniendo en valor el papel de los grupos cooperativos para el avance en la investigación. El oncólogo afirmó que “los grupos cooperativos han elevado claramente el nivel de la investigación clínica en España. Actualmente el vínculo entre el laboratorio y el hospital es más estrecho que nunca”, añadiendo que “gracias a la inquietud de los grupos cooperativos y a los ensayos clínicos innovadores, estamos cambiando el rumbo de la oncología”.

El Dr. Bofill también habló sobre las plataformas de diagnóstico molecular, con especial mención a PAM50, primera plataforma que estableció la clasificación molecular actual. “El PAM50 nos da una información muy completa para clasificar a las pacientes, pero al final la elección de una u otra plataforma depende de los ensayos clínicos previos”, comentó. El Dr. Bofill también habló sobre los biomarcadores y su implicación en la toma de decisiones en el tratamiento del cáncer de mama, afirmando que “hablar de biomarcadores es hablar de oncología de precisión. Afortunadamente la detección de biomarcadores está incrementando, y eso nos permite ofrecer un mejor tratamiento”.

El jefe de Oncología del Hospital Universitario Virgen del Rocío también valoró la situación en la que se encuentran las pacientes de cáncer de mama en un contexto de crisis sanitaria. El Dr. Bofill habló sobre las dificultades a las que se enfrentaron en la primera ola de la pandemia, recordando que “los inicios del confinamiento fueron muy duros para todos, especialmente para las pacientes, que venían con mucho miedo al hospital”.

No obstante, el Dr. Bofill quiso lanzar un mensaje de optimismo, apuntando que “a pesar de que la situación en Sevilla a día de hoy es probablemente peor que la que vivimos en la primera oleada, hemos aprendido a convivir con el COVID-19; hemos mejorado nuestros circuitos y las cosas están funcionando bien. Ahora las pacientes están bien y no tienen miedo a venir”.

Para finalizar, el oncólogo habló sobre los estudios de SOLTI activos a día de hoy, enfatizando la importancia del estudio NEREA, que preselecciona las pacientes en base al perfil molecular para detectar aquellas que tienen un subtipo “HER2-enriquecido” aunque sean HER2- a nivel histopatológico, y administrarles el fármaco selectivo Neratinib.. “Es un estudio claramente innovador si finalmente los resultados corroboran la hipótesis planteada.

El Scientific Outreach de Andalucía también ha contado con la participación de la Dra. Begoña Vieites y el Dr. Michele Biscuola del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, la Dra. Isabel Blancas del Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada, el Dr.Luis de la Cruz del Hospital Virgen de la Macarena de Sevilla y la Dra. María Valero del Quirón Salud Sagrado Corazón de Sevilla.

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
COLABORA