SOLTI OUTREACH ARAGÓN

Dra. Raquel Andrés, oncóloga del Hospital Universitario Lozano Blesa: “La situación que más han sufrido las pacientes oncológicas ha sido el aislamiento”

En el marco del SOLTI Scientific Outreach se ha reflexionado sobre el impacto que la pandemia COVID-19 ha tenido en el diagnóstico y tratamiento de los pacientes oncológicos en Aragón  

Se amplía el uso de la plataforma genómica actualmente aprobada para su uso en Aragón y que permite determinar qué pacientes con cáncer de mama precoz pueden beneficiarse o no de la quimioterapia. 

La biopsia de ganglio centinela ha reducido, de manera significativa, el número de linfadenectomías

En Aragón, los tratamientos de radioterapia ya aplican el hipo fraccionamiento de manera generalizada

Zaragoza, 9 de marzo de 2021.– SOLTI, grupo académico de investigación clínica y traslacional en cáncer celebró el martes 9 de marzo el  SOLTI Scientific Outreach Aragón 2021, bajo el título “Cáncer de mama precoz en 2021: ¿qué hemos aprendido hasta ahora?” y con el objetivo de reflexionar sobre las nuevas técnicas diagnósticas y tratamiento del cáncer de mama en estadios tempranos ya que gracias a los programas de  cribado se detectan los tumores de manera mucho más precoz y las terapias son mucho menos agresivas, las farmacológicas y también las quirúrgicas. La jornada, que se realizó en formato virtual, fue coordinada por la Dra. Raquel Andrés, oncóloga del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, Zaragoza y el Dr. Joaquín Gavilá, jefe clínico del Servicio de Oncología Médica del Instituto Valenciano de Oncología (IVO) y vocal de la Junta Directiva de SOLTI. 

Durante 2020, en Aragón se han diagnosticado 8.500 nuevos casos de cáncer. En concreto, la Dra. Andrés ha apuntado que “la pandemia ha afectado mucho a los pacientes con cáncer por diversos motivos: ha habido retraso en diagnósticos, se han suspendido algunos tratamientos y se han modificado pautas terapéuticas, pero la situación que más han sufrido los pacientes oncológicos ha sido el aislamiento”. A punto de cumplirse un año desde la declaración del estado de emergencia sanitaria (14 de marzo de 2020), la Dra. Andrés confirma que “ya hemos recuperado la normalidad y por el camino hemos aprendido a usar herramientas que nos han permitido garantizar la continuidad asistencial y, en este sentido, me atrevería a decir que hemos aprendido a convivir con la COVID”. Sobre la situación actual, la oncóloga ha explicado que “alternamos las visitas presenciales y no presenciales, aunque se prioriza la consulta telemática y tenemos en cuenta la voluntad de los pacientes en todo momento”. 

Cáncer de mama precoz: plataforma genómica, biopsia de ganglio centinela e hipofraccionamiento de radioterapia 

Desde 2018 en Aragón, apunta la Dra. Andrés, “la mayoría de las mujeres con el tipo más común de cáncer de mama, luminal con receptor hormonal positivo y diagnosticado en etapa temprana, se benefician de una prueba genómica para determinar si pueden evitar someterse a la quimioterapia tras la cirugía”. Además, y según los resultados preliminares de un estudio en marcha , prosigue la Dra. Andrés, “en breve ampliaremos la indicación de la prueba a un mayor número de pacientes, aquellas que también presentan afectación ganglionar y que, asimismo, podrían ahorrarse tener que someterse a un tratamiento con quimioterapia”.  

La Dra. Ana Nuño del Hospital Obispo Polanco de Teruel ha presentado los diferentes escenarios de aplicabilidad de las 5 plataformas genómicas existentes, Mammaprint, Oncotype, Prosigna, EndoPredict y BCI, ésta última sólo disponible en Estados Unidos. La Dra. Nuño ha afirmado que “todas las plataformas han demostrado un nivel de evidencia científica porque se han realizado estudios clínicos de validación. Globalmente, sin embargo, todas persiguen el mismo objetivo: identificar qué pacientes se pueden beneficiar de la quimioterapia y, eventualmente evitarla, en función de unos scores que miden los niveles de riesgo clínico y riesgo genómico y viceversa”

Hasta hace relativamente pocos años, la práctica habitual era que a las pacientes con cáncer de mama se les extirparan todos los ganglios linfáticos de la axila cuando se operaba un tumor de mama. Actualmente, en Aragón la situación ha cambiado gracias a la constitución de un Comité de Mama, integrado por un equipo multidisciplinar de especialistas en Ginecología, Cirugía de Mama, Cirugía Plástica y Reparadora, Oncología Médica y Radioterápica, Radiodiagnóstico, Anatomía Patológica y Medicina Nuclear- que estudia cada caso y decide de forma individualizada y personalizada cuales son las mejores opciones de diagnóstico y tratamiento para cada paciente. Mediante la realización de la biopsia de ganglio centinela, una técnica mínimamente invasiva, se ha conseguido reducir de manera muy significativa el número de linfadenectomías axilares que antes se hacían de rutina.  En 2020, la Unidad Multihospitalaria de Medicina Nuclear de Aragón realizó un total de 4.000 exploraciones   para determinar el grado de propagación tumoral.  

Según el Dr. Enrique Prats, del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, ha planteado que “la biopsia selectiva del ganglio centinela puede ser realizada durante el tratamiento neoadyuvante, en pacientes con axila patológica, aunque será necesario adaptar la técnica porque se da una tasa de hasta un 14% de falsos negativos. Por ello, se debe utilizar un doble trazador e incrementar el número de ganglios estudiados por la dificultad de la extirpación”. 

Finalmente, y en relación con los tratamientos de radioterapia, la Dra. Reyes Ibañez, radioterapeuta de la Unidad Clínica Multihospitalaria de Oncología Radioterápica de Aragón, ha apuntado que “los resultados del estudio Fast Forward marcaron la tendencia hacia la implantación del hipofraccionamiento en los tratamientos de radioterapia  y la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 lo ha precipitado. En Aragón, gracias al esfuerzo e implicación de los profesionales, ya  lo estamos aplicando de manera generalizada, excepto en casos puntuales, para reducir el número de sesiones sin mayor toxicidad, adecuar los tiempos entre cirugía y radioterapia adyuvante y hemos conseguido una disminución del riesgo de contacto de los pacientes con el virus en el ámbito hospitalario”. En relación con la normalización de la Radioterapia Intraoperatoria, la Dra. Ibañez, ha afirmado que “la Radioterpia intraoperativa no es algo nuevo, lo que sí es nuevo es poder trasladar la tecnología dentro del quirófano. Podemos administrar dosis alta con el menor riesgo subclínico y la mayor precisión posible”. Finalmente, y como mensaje general de la sesión centrada en el cáncer de mama precoz, la Dra. Ibañez ha destacado que “nuestro objetivo es que todas las mujeres de Aragón tengan las mismas oportunidades de acceso con independencia de su ubicación geográfica y que el cáncer no suponga más que una interrupción momentánea de su vida sin que tenga que condicionar el resto de su existencia”. 

El Scientific Outreach de Aragón ha contado con la participación de la Dra. Alba Hernández, Hospital San Jorge (Huesca), Dra. Ana Nuño, Hospital Obispo Polanco (Teruel), Dr. Enrique Prats, Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa (Zaragoza) y, Dra. Reyes Ibáñez, Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza). 

También cuenta con el aval de la SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica) y ASORA (Asociación Aragonesa de Oncología Radioterápica), con el apoyo de Novartis, Pfizer, Veracyte, Lilly y Palex. 

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
COLABORA